Lugares comunes

No existen los lugares comunes, solo perdemos la capacidad de admirar el entorno tantas veces visitado. No hay palabras vacías, sino corazones cansados de repetirlas sin eco en sus latidos. Lo ordinario es ilusión de quien ha renunciado a la habilidad de sorprenderse, de quien ha olvidado la magia.

El tedio desconecta, lo conocido entume, lo predecible abruma. Detrás de todo esto está la decepción, esa herida que se abre cuando nos han fallado una y otra vez y así dejamos de otorgar el beneficio de la duda. La decepción cierra puertas y decimos: todos los hombres son iguales, yo no creo en el amor, la gente no cambia, esa alternativa es inútil, la sociedad está podrida, no hay futuro.

No digo con esto que nos quedemos por siempre en el mismo lugar. Puedo elegir dejar una relación, terminar una amistad, renunciar a un empleo o alejarme de un familiar simplemente porque elijo ser fiel a mi corazón. Sin embargo, lo anterior no implica dejar de creer en los demás: todos podemos cambiar.

Todos.

No importa el camino que elijamos: la magia no conoce de rutas certeras ni de manuales con instrucciones precisas. La gran fuerza de la magia se llama fe y consiste en no dejar de creer en uno mismo y en los demás. Pero más allá de todo, en su núcleo, la fe radica en no dejar de creer en la vida tal y como es, con todas sus lecciones, sorpresas y caídas; no dejar de creer en la vida aún con la absoluta incertidumbre de nunca saber cómo será el siguiente día.

Hace unas semanas me encontré la flor de Green Cross Gentian (Frasera speciosa) mientras caminaba en la cima de una montaña en la Sierra de Coahuila, México. Tomé la foto que comparto en esta publicación. La esencia de esta flor ayuda, de acuerdo al sistema de Flower Essence Services (FES), a recuperar la fe en la humanidad después de experiencia devastadoras. Termino con esta afirmación floral de Patricia Kaminsky:

” Tengo fe en el futuro de la Tierra y de sus habitantes.
Pido que sanen las cuatro direcciones de la Tierra.
Cargo con la cruz de la Tierra a pesar de las dificultades.
Mi amor por la Tierra y por toda la humanidad llena con fuerza mi espíritu.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s