Traer el cielo a la tierra

Hemos aprendido a relacionar la salud con mediciones bioquímicas cuyos niveles aparecen normales en nuestro cuerpo. De no ocurrir así, por fortuna existen fármacos o substancias que nos ayudan a regular estos indicadores. Sin embargo, la idea de salud como el resultado de hábitos equilibrados, elegidos conscientemente por nosotros mismos no es algo tan popular, y terminamos dejando mucho en manos de los médicos, de las farmacéuticas y los gobiernos.

En estos momentos de introspección mundial, vale la pena preguntarse ¿Qué hábitos estoy promoviendo, hoy por hoy, para reclamar mi salud? ¿De qué me alimento? ¿medito?¿me auto-observo? ¿qué patrones autodestructivos estoy verdaderamente dispuesto a soltar?La flor de Red Larkspur (Delphinium nudicaule) nos remonta a la radiancia del cuerpo físico, esa que no se logra solo con indicadores biométricoa estables, sino que depende del adecuado equilibrio entre nuestro vigor físico, mental y emocional. Esa luz es resultado de quien se encuentra en calma y a la vez vigorizado, energizado y con claridad mental. Sin ella, es difícil inspirar a nuestro círculo cercano para que tome acciones congruentes de equilibrio energético para una salud integral de todos.

Compartimos el mensaje de Red Larkspur, en palabras de Patricia Kaminski:

 

Estoy despierto para servir hoy mismo.

Estoy vitalizado con la Fuerza del Espíritu.

Enciendo y motivo a los demás con el propósito de mi alma.

Proyecto la radiancia de mi espíritu, activamente, en el mundo.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s