La fuerza purificante de Willow

La flor de Willow (Salix Vitelina) aparece el día de hoy para recordarnos que el perdón es el espacio donde ocurren los milagros.
 
El Dr. Edward Bach decía sobre esta flor:
 
“Para las personas que han sufrido adversidades o infortunios y les resulta difícil aceptarlos sin quejas o resentimiento, ya que con preferencia juzgan a la vida por el éxito que les brinda. Sienten que ellos no merecen una prueba tan grande porque es injusta, y eso los convierte en seres amargados y resentidos. Con frecuencia pierden el interés con respecto a las cosas de la vida que antes disfrutaban y se vuelven apáticos y menos activos.”
 
La amargura es el grillete que nos inmoviliza, que no nos permite movernos del lugar de queja en el que caemos como consecuencia de las decepciones de la vida.
 
Willow, con su fuerza purificante, arrasa con la negatividad energética que nos ancla a la queja constante, para ayudarnos a quedar vacíos del dolor que nos autovalida como víctimas, y desde ese vacío, dar pasos nuevos.
 
Que estos días de cuarentena nos sirvan para ver de frente a la amargura, y hagamos un espacio para perdonarnos, porque el perdón hacia nosotros mismos el que verdaderamente nos dará un nuevo comienzo.
 
Compartimos la afirmación floral de Willow, por Patricia Kaminski:
 
Tomo mi responsabilidad en los cambios de la vida.
 
Perdono y concluyo. Dejo que la amargura se disuelva.
 
La dulzura de una nueva vida brota dentro de mí.
 
Estoy aquí para Dar y para Vivir.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s